Semanario nro 678

1 de marzo de 2022

“Presidente, la Argentina somos todos”

Corrientes, 1 de marzo de 2022

Dirección de Información Pública

 

VALDÉS ANTE LA ASAMBLEA LEGISLATIVA

“Presidente, la Argentina somos todos” 


Valdés al promediar su discursó le dedicó un espacio a la relación con la Nación, siempre controvertida para Corrientes, expresando: “Ahora que los propios le retacean el apoyo para los temas de interés nacional, los correntinos no nos vamos a borrar siempre que hay un plan razonable y se nos explique en detalle el acuerdo con el FMI”, abordando un tema de total actualidad como es el convenio que el país viene buscando con el mencionado organismo de crédito internacional. Asimismo hizo referencia a los duros problemas que soportó la provincia con la Pandemia y ahora los incendios, enfatizando en se salió adelante y se sale de cada crisis, con responsabilidad mucho trabajo y con sacrificio compartidos. 

 Presidente, la Argentina somos todos.  

Ahora que los propios le retacean el apoyo para temas que son de interés nacional, los correntinos no nos vamos a borrar siempre que haya un plan razonable y se nos explique en detalle el acuerdo con el FMI.  

 ¡Corrientes siempre te va a ayudar! —dice la canción.  

Somos gente responsable, somos gente comprometida, somos de buena madera y como dije, entendemos claramente que la Argentina la arreglamos entre todos o no la arregla nadie. 

 Miren, venimos de dos años durísimos. Dos años de Pandemia, de limitaciones de todo tipo, de pérdidas de vidas, y como si fuera poco, ahora tenemos los incendios, pero a los problemas siempre los enfrentamos a la “correntina”, es decir, con inteligencia, trabajo y coraje. 

 En 90 días construimos un Hospital de Campaña que nos permitió atender a todos y hoy podemos decir orgullosos que “en Corrientes a nadie le faltó una cama donde tratarse”.  

 Lo hicimos con el más moderno equipamiento y la más alta calidad profesional. Y el modelo que elegimos nos permitió que los otros hospitales y centros de salud pudieran seguir funcionando, porque sabíamos que las otras enfermedades no esperan.  

 Y vacunamos eficientemente al ritmo que el gobierno nacional nos proveyó de vacunas. Más del 35% de nuestra población ya tiene tercera dosis. Y testeamos mucho, el doble que la media nacional. Y desarrollamos campañas de prevención y toma de conciencia. 

 Fíjense también cuál fue el efecto de la vacunación y del aprendizaje de nuestros equipos de salud. En 2020, cuando no había vacunas, la tasa de letalidad fue del 2,1%. En 2021 bajó a casi la mitad, 1,2%. Y en lo que va del año es del 0,5%. 

 Nuestra tasa de letalidad es mucho menor a la media nacional. Corrientes está entre las cinco provincias con menor tasa de muertes por COVID (1,6 veces menos que la media nacional). 

 A pesar de ello, lamentamos todas y cada una de las muertes, nuestros esfuerzos siempre fueron para tratar de evitarlas. 

 En este punto, no puedo ni quiero dejar de hacer un reconocimiento a los miles de correntinos que en plena pandemia pusieron el cuerpo arriesgando sus vidas para salvar otras vidas. 

 Gracias a los médicos, enfermeras, kinesiólogos, psicólogos, camilleros, choferes de ambulancia, vacunadores, en fin, a todo el personal de salud. 

 Pero gracias también a tanta otra gente que trabajó para que todos pudiéramos cuidarnos. Gracias a las fuerzas de seguridad, al personal municipal, a los recolectores de residuos, a los encargados de mantener en funcionamiento servicios públicos esenciales como la luz y el agua, gracias también a los empleados de farmacias, supermercados y bancos. 

 Gracias a los docentes que sin la capacitación y los recursos tecnológicos necesarios, se hicieron cargo de la educación de los chicos: virtual cuando no pudo ser de otro modo y presencial en cuanto pudimos implementar la vuelta a clases segura y confiable.  

 Son muchos los que cuando todos teníamos miedo, no había vacunas y no sabíamos qué iba a pasar, asumieron un compromiso e hicieron funcionar la provincia. 

 Podemos decir que a pesar de los pesares Corrientes siguió funcionando: el 95% de nuestra actividad productiva se pudo llevar a cabo. Eso fue muy importante para nuestra economía y para la salud mental de nuestra gente. 

 Hoy estamos atravesando una nueva crisis que se suma a la Pandemia: la sequía y los incendios.  

 Sufrimos una fuerte sequía producto del cambio climático que muchos minimizan o se niegan a ver, lo que nos obliga a ser mucho más cuidadosos y no encender focos de incendio.  

 Detrás de los incendios hay factores naturales pero también hay una cuota de irresponsabilidad que pone en riesgo vidas, patrimonios y años de trabajo. 

 Desde el Gobierno Provincial implementamos un operativo especial de lucha contra el fuego y estamos creando un plan integral para el día después, con beneficios económicos para quienes han sido afectados, recursos para recuperar el Iberá y equipar a los 47 cuarteles de bomberos voluntarios.  

 También, vamos a redefinir y fortalecer las acciones para la prevención y lucha contra los incendios forestales, creando 5 dotaciones especializadas equipadas con la más moderna tecnología en Ituzaingó, Virasoro, Santo Tomé, Santa Rosa y Paso de los Libres. 

 Y volveremos a pedir que el Plan Nacional de Manejo del Fuego restituya la base de 6 aviones hidrantes de Cañada Quiroz. 

 Pedimos y agradecemos toda la ayuda, venga de donde venga: del gobierno nacional, de las provincias solidarias, de otros países, de los bomberos voluntarios y brigadistas de todo el país, de los influencers como Santi Maratea, de los artistas, de las personas sensibles en general… 

 ¡Que nadie diga que no pedimos ayuda a tiempo porque no es cierto! 

Lo que pasó, pasó, lo importante es que ya estamos trabajando juntos para resolver los problemas. 

 El Gobierno Nacional, a través de distintos programas, se comprometió a aportar fondos de ayuda financiera por más de 6.400 millones de pesos para compensar las pérdidas de los productores correntinos. 

 Así es como quiere vernos la gente, trabajando codo a codo para resolver sus problemas, cerrando grietas, estrechando filas. 








No hay comentarios: